Ir al contenido Skip to footer

Aprende sobre los distintos niveles de dominio del idioma inglés que existen: A1, A2, B1, B2, C1, C2

A¿De dónde vienen? ¿En qué nivel estás tú?

Hola! ¿Cómo te sientes hoy? Pues espero que muy bien y list@ para enterarte de todo lo que necesitas saber sobre los niveles de inglés que existen.

Seguro alguna vez habrás oído hablar del nivel de inglés A1 ó B2, C1, etc. Bueno, lo cierto es que si quieres aprender inglés debes saber que las competencias de un idioma extranjero se miden en niveles. Estos niveles de inglés se rigen por el Marco Común Europeo de Referencia para las Lenguas(MCER) o en inglés  Common European Framework of Reference for Languages (CEFR) creado por el Consejo de Europa (Council of Europe) para aportar unidad en asuntos educativos y culturales entre los Estados miembros en materia de aprendizaje de lenguas extranjeras.

Este estándar europeo es el resultado de un trabajo que se inició en 1991 y se publicó oficialmente en 2001.

El MCER se utiliza en todo el mundo y proporciona un marco general que indica las destrezas lingüísticas que los estudiantes de idiomas tienen que aprender para ser capaces de utilizar una lengua extranjera de manera eficaz en la práctica.

El MCER establece una escala de 6 niveles comunes de referencia para organizar el aprendizaje de lenguas que van desde el nivel A1, nivel básico de inglés, hasta el nivel C2, para aquellos que dominan el inglés de manera excepcional.

¿Cuáles son los 6 niveles y sus características? Te lo cuento a continuación:

A1 – Es capaz de comprender y utilizar expresiones cotidianas de uso muy frecuente, así como frases sencillas destinadas a satisfacer necesidades de tipo inmediato. Puede presentarse a sí mismo y a otros, pedir y dar información personal básica sobre su domicilio, sus pertenencias y las personas que conoce. Puede relacionarse de forma elemental siempre que su interlocutor hable despacio y con claridad y esté dispuesto a cooperar.

A2 – Es capaz de comprender frases y expresiones de uso frecuente relacionadas con áreas de experiencia que le son especialmente relevantes (información básica sobre sí mismo y su familia, compras, lugares de interés, ocupaciones, etc.). Sabe comunicarse a la hora de llevar a cabo tareas simples y cotidianas que no requieran más que intercambios sencillos y directos de información sobre cuestiones que le son conocidas o habituales. Sabe describir en términos sencillos aspectos de su pasado y su entorno así como cuestiones relacionadas con sus necesidades inmediatas.

B1 – Es capaz de comprender los puntos principales de textos claros y en lengua estándar si tratan sobre cuestiones que le son conocidas, ya sea en situaciones de trabajo, de estudio o de ocio. Sabe desenvolverse en la mayor parte de las situaciones que pueden surgir durante un viaje por zonas donde se utiliza la lengua. Es capaz de producir textos sencillos y coherentes sobre temas que le son familiares o en los que tiene un in

B2 – Puede entender las ideas principales de textos complejos que traten de temas tanto concretos como abstractos, incluso si son de carácter técnico siempre que estén dentro de su campo de especialización. Es capaz de relacionarse con hablantes nativos con un grado suficiente de fluidez y naturalidad de modo que la comunicación se realice sin esfuerzo por parte de cualquiera de los interlocutores. Puede producir textos claros y detallados sobre temas diversos, así como defender un punto de vista sobre temas generales indicando los pros y los contras de las distintas opciones.

Lorem ipsum dolor sit amet, consectetur adipisicing elit, sed do eiusmod tempor incididunt ut labore et dolore magna aliqua. Ut enim ad minim veniam, quis nostrud exercitation ullamco laboris nisi ut aliquip ex ea commodo consequat. Duis aute i

C1 –Es capaz de comprender una amplia variedad de textos extensos y con cierto nivel de exigencia, así como reconocer en ellos sentidos implícitos.  Sabe expresarse de forma fluida y espontánea sin muestras muy evidentes de esfuerzo para encontrar la expresión adecuada. Puede hacer un uso flexible y efectivo del idioma para fines sociales, académicos y profesionales. Puede producir textos claros, bien estructurados

 y detallados sobre temas de cierta complejidad, mostrando un uso correcto de los mecanismos de organización, articulación y cohesión del texto.

C2 – Es capaz de comprender con facilidad prácticamente todo lo que oye o lee. Sabe reconstruir la información y los argumentos procedentes de diversas fuentes, ya sean en lengua hablada o escrita, y presentarlos de manera coherente y resumida. Puede expresarse espontáneamente, con gran fluidez y con un grado de precisión que le permite diferenciar pequeños matices de significado incluso en situaciones de mayor complejidad.

Ya hemos visto las características de cada nivel. Sin embargo, se debe tener en cuenta la amplitud que pudieran presentar cada uno de estos niveles ya que comprenden un amplio abanico de competencias y habilidades, por lo tanto, es difícil saber del todo si pertenezco a un nivel u otro. Por ejemplo, dos personas que estén en el nivel B1 no necesariamente tienen el mismo conocimiento. Puede que la primera esté más cerca de alcanzar el nivel B2 y la segunda puede que sus conocimientos sean suficientes para pertenecer al nivel B1 pero aún necesite mucho más entrenamiento y conocimiento para avanzar y estar cerca del nivel B2. Por esta razón, generalmente lo que se hace es desglosar cada nivel en subniveles (módulos, lecciones, etc) para llevar a cabo una mejor planificación de contenidos que desarrollen progresivamente las habilidades hasta que se logre alcanzar el siguiente nivel.

¿Qué tipo de exámenes existen para certificar mi nivel de inglés?

Afortunadamente, hoy en día existe una gran variedad de exámenes internacionales reconocidos en todo el mundo mediante los cuales puedes medir tu nivel de inglés de manera más precisa, ya que la mayoría de ellos miden tus conocimientos relacionados con las 4 habilidades del idioma inglés: escritura, producción oral (habilidades productivas) y audición, lectura (habilidades receptivas) además de vocabulario y pronunciación.

En el siguiente post te contaré sobre los exámenes internacionales con los cuales puedes certificar tu nivel de inglés y que pueden servirte para validar tu nivel de inglés en el extranjero.

Para finalizar, es importante enfatizar que tener un nivel de inglés u otro dependerá exclusivamente de tus objetivos. Una vez definido tu objetivo, habrán otros factores no menos importantes que jugarán un rol clave en el proceso de aprendizaje, como por ejemplo el tiempo que le dediques al estudio del idioma,  tus habilidades, pero por sobre todo tu constancia.

¿En qué nivel estás tú? ¿Te gustaría mejorar?

Prueba algunos de nuestros servicios y alcanza tus metas!
Cursos de Inglés
Clases de Inglés